jueves, 27 de enero de 2011

Estadio Nacional?
























La noticia apolítica del momento sin duda alguna, es el nuevo, lujoso y “regalado” Estadio Chino Nacional, adornado con adjetivos tan rapantes como “la joya de la sabana”

El tema capara las conversaciones futboleras y faranduleras, a propósito del show de Shakira en el reducto.

Sin duda lo que más se comenta es la supuesta eficiencia de los chinitos del estadio, más con saña que con razón, entre corrillos se alaba la rapidez con la que fue construido dicho “monumento” y han salido a la luz, frases tan simpáticas como que los chinos deberían haber arreglado la platina o que los chinos deberían haber construido la pista calle a caldera etc.

La semana pasada tuve la oportunidad de conocer a la persona encargada de la gramilla de dicho estadio, quien además de a éste servidor, les dio a los presentes en la reunión cátedra sobre gramillas, cuidados, peligros y demás detalles importantes que cualquier cristiano (me incluyo) jamás imaginaría, lo único que uno como aficionado logra ver es una cancha de zacate y ya….

En fin, y continuando con el tema, nos comentaba el señor que el diseño que traían los chinos para la cancha tuvo que ser totalmente desechado ya que no cumplía las normas de no sé qué y que es perjudicial para los ligamentos de no sé cuánto y que el drenaje no iba a servir porque etc, al final se hizo como el tico recomendó y todos contentos…

Me picó entonces la chinita (y no del estadio) por el resto del diseño de dicha obra, se sabe de antemano que todos los equipos chinos importados para la construcción entraron exonerados, tanto de impuestos como de regulaciones, que los permisos fueron otorgados en tiempo récord y que la supervisión nacional (para variar) fue ineficiente, tanto así que pasaron meses antes de que las autoridades descubrieran que con estos equipos y materiales exonerados estaban construyendo unas torres privadas…. Camiones sin marchamos, un botadero clandestino sin permiso, cero medidas de seguridad en el sitio y de los salarios no sé, pero no creo que fueran muy buenos….

Cualquier empresa constructora nacional grande habría podido construir una obra de ese calibre en ese tiempo récord, claro, si hubiese gozado de tales beneficios y 600 empleados de poco salario y dispuestos a todo.

El pensar que todo lo foráneo es mejor que lo nacional es una patología que debe ser YA extirpada del pensamiento popular, basta ya de creer que los ticos no podemos, cuando tenemos a una constructora tica con un contrato enorme en el Mega-Proyecto de ampliación del canal de Panamá y todos los grandes proyectos que los ticos hemos desarrollado en este país, edificios, carreteras, hidroeléctricas etc, de altísimo nivel, que cumplen con estándares de calidad mundial.

Que el estadio es lindo es lindo, pero debo decir que hasta que no se venga un buen meneón, no lo estreno.

Viva el intelecto tico carajo!

6 comentarios:

andrés dijo...

Cierto que contaron con beneficios y favores a granel, estoy seguro que hasta OAS se tiro un par de llamadillas personales con tal de asegurarse que nadie le atravezara el caballo a los chinitos.

Que hay que reconocerles son disciplinados, mucho mas que los ticos. Basta con ver los horarios de atencion de cualquier pulpe de barrio!

El tico tiene mucho talento, capacidad, acceso a recursos y tecnologia. Lo malo del Latino es que pudiendo ser todos una mega autopista, muchos deciden ser hueco y cuando se juntan tenes como resultado un Caldera!

Julián A. dijo...

Andres asi es, la disciplina no es una de las características que nos identifiquen......

La metáfora del hueco es genial. saludos!

WOLVERINE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
WOLVERINE dijo...

Yo una vez pasé por una construcción de... no se que diablos, el toque es que si era una construcción, lo que me llamó la atención en ese momento fue ver a dos chinos flacos con un saco de cemento en cada hombro, mientras los otros (eran ticos estoy seguro) con mas estatura y masa muscular solo cargaban uno, como para no ensuciar mucho la ropa digamos...

Otro ejemplo, en la Zona Franca Industrial de Cartago, en la Fabrica de Gorras pasaba algo parecido todos los días, los ticos trabajábamos en un puro chingue, silbando, hablando paja entre nosotros o contando chistes, o sea llevándola "al suave" mientras que los chinos que ahí trabajaban casi no hablaban nada con nadie ni entre ellos mismos, esforzándose y concentrados en sus quehaceres, nada de perder el tiempo, ahí fue donde aprendí que a nosotros los ticos se nos puede catalogar fácilmente como unos "flojos para trabajar" y "mano de obra extremadamente cara".

En resumen al tico le gusta todo lo bueno y las mejores comodidades que pueda disfrutar, eso si, sin tener que sudarse la frente o ensuciarse la ropa, al tico le gusta conseguir todo así, al suave... que carebarros que somos los ticos en cuanto al trabajo, afortunadamente hay unos cuantos que si trabajan como tiene que ser, de lo contrario Costa Rica ya estaría para el tigre.

Por eso creo firmemente que en Costa Rica tenemos la capacidad y los recursos necesarios para realizar eficientemente esa misma construcción del Estadio que realizaron los chinos, el único problema es que nos llevaría al menos un par de años mas en construirlo, ya sabes, llevando la construcción al suave...

Salu2 de WOLVERINE

Julián A. dijo...

Wolverine, el tema acá, es que si bien es cierto los ticon no la tiraos suave esto crea consecuencias es decir, el que nace para maceta del corredor no pasa!

Marco Flores dijo...

coincido con vos... y como profesional en el campo del diseño y construcción coincido en que tenemos calidad de exportación, pero la pregunta: ¿porque no hacen estas obras los nacionales? la burocracia y trabas que el mismo gobierno coloca no hace atractivo el desarrollo de proyectos de este tipo... a los extranjeros les facilitan todos estos recursos. Y hablo con propiedad. Debemos quitarnos esa "patología", empezando por el mismo gobierno. A propósito te comparto una nota similar, donde me tomé el atrevimiento de citarte. http://www.facebook.com/notes/derecho-ciudadano/estadio-nacional-regalo-o-trueque/10150135235822661