martes, 22 de febrero de 2011

Éste blog está de luto

10 comentarios:

andrés dijo...

Julian, lei el otro post y lo lamento mucho amigo. No hay palabras que puedan ayudar a aliviar el dolor, no hay nada mas que recordarles con amor.

Un abrazo a la distancia a vos y tu familia.

Julián A. dijo...

Gracias Andrés.... la verdad es muy triste y difícil, más aún de lo que imaginé.

Robny dijo...

Hermano, recorda a tu padre en tus actos, honra a tu padre siguiendo sus enseñanzas y llevalo siempre en tu corazón porque ahi tu papá vivirá por siempre. Fuerza hijo...

Julián A. dijo...

Gracias Rob!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Esa foto dice mas que mil palabras.
Lo siento mucho.

Un gran abrazo y mucha paz para vos

Julián A. dijo...

Hei, me trae mil recuerdos, aunque desearía recostarme una vez mas.....

Un abrazo

WOLVERINE dijo...

Hace unos dìas atras lei este post y la verdad no lo entendi, hasta hoy leyendo los comentarios, solo puedo decirte lo siento mucho por ti, son momentos muy dificiles en los que unicamente se puede salir adelante de la mano de Dios y el apoyo y amor de nuestros seres queridos.

Te mando un abrazo fraternal para darte animos y no olvides que Dios siempre estarà contigo.

HUELLAS EN LA ARENA

Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.

Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena.

Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: "Señor, Tu me dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tu me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba".

Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó: "Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos".

Salu2 de WOLVERINE

Julián A. dijo...

Te agradezco viejo.....

enmidoxa dijo...

Realmente no hay palabras Julián... Lo lamento mucho por tu pérdida, mi sentido pésame.
Un abrazo.

Julián A. dijo...

Gracias Álvaro.....